Home

En el marco del Media Day 2016 realizado este martes en la UCA, el neurocientífico Facundo Manes habló sobre el proceso de toma de decisiones en la vida cotidiana, los saltos evolutivos del ser humano, la influencia de la tecnología en nuestra atención y la creatividad colectiva.

Facundo Manes es especialista en neurociencias cognitivas, que es la rama de la neurociencia que estudia los procesos mentales. Es decir, entre otras cosas, cómo percibimos la realidad, tomamos decisiones, atendemos y memorizamos.

En esta edición del Media Day 2016, organizado por la Cámara Argentina de Agencias de Medios, el lema fue “la eterna misión de captar la atención”. En este contexto, la palabra de Manes no podía faltar.

“Nosotros vivimos en piloto automático. Nos gusta pensarnos como seres lógicos, racionales, deliberados, analíticos, pero en realidad actuamos así muy pocas veces en el día”, expresó al dar comienzo a la charla.

En ese sentido, afirmó que si bien “la mayor parte de nuestra vida consiste en tomar decisiones”, no podemos tomar decisiones racionales con esfuerzo mental todo el tiempo, ya que para eso necesitamos dos requisitos que no tenemos disponibles en forma permanente: por un lado, el recurso cognitivo y, por el otro, el porcentaje de riesgo y beneficio de una opción.

En el caso de los recursos cognitivos, Manes sostuvo que muchas veces los agotamos sin darnos cuenta. Para ejemplificarlo, dijo que si en nuestro día de descanso nos ponemos a revisar Twitter, Facebook, los mails y los diarios, a la hora vamos a haber agotado nuestros recursos sin haber hecho nada.

Desde el punto de vista genético, los seres humanos somos bastante similares a diversas especies de chimpancés. Sin embargo, culturalmente somos totalmente distintos. “Nuestro cerebro es producto de miles de años de evolución”, señaló el especialista. En esos miles de años, hubo saltos evolutivos. Manes mencionó que el primero de ellos fue ser bípedo, lo que nos permitió gestualidad; luego, adquirimos la memoria y el lenguaje; y, por último, apareció lo que para muchos nos hizo humanos: la complejidad social de nuestra especie.

Por caso, remarcó que “lo que nos da bienestar es el contacto humano y social que hayamos logrado tener en nuestra vida”. Tal es así que se producen más muertes por aislamiento social, por sentirse solo, que por alcoholismo y obesidad.

Sin embargo, muchos investigadores cuestionaron la teoría de que lo que nos diferenció como especie fue la complejidad social, ya que creían que tenía que haber otra explicación científica. Manes contó que investigadores de Oxford estudiaron diferentes especies de chimpancés y su corteza cerebral, y descubrieron que las especies que podían engañar mejor tenían más grosor de la corteza cerebral. “Nos guste o no, otro salto evolutivo que nos hizo humanos fue desarrollar la capacidad de engañar al otro”, expresó.

Además, explicó que las emociones cumplen un rol clave en la toma de decisiones.  Así como nos guiamos por la emoción del momento, también lo hacemos por aprendizajes, memorias y emociones previas.

Por otro lado, el especialista se refirió a la influencia de la tecnología en nuestra atención. “La tecnología nos hace menos productivos y nos genera más estrés”, aseguró. Para Manes, cuando un chico no presta atención y está con el teléfono, hay que preguntarse si se lo está motivando, tanto en la escuela como en la casa. “Para mí la docencia es el trabajo más importante de un país y la educación, la prioridad o política de estado, pero eso no quita que los docentes tienen que reinventarse y motivar al chico para ver cómo procesa la información, cómo genera nueva información, cómo la comunica y cómo trabaja en equipo”, afirmó.

Por otra parte, Manes sostuvo que, hoy en día, la creatividad es colectiva, y enumeró los factores que determinan el éxito de un equipo: 1) que haya altos niveles de empatía dentro del mismo; 2) que haya varias voces dominantes además del líder; 3) la presencia de mujeres, ya que modulan la empatía y la emoción de manera diferente al hombre y eso le da una ventaja enorme al equipo.

Por último, hizo hincapié en que es necesario pasar por ciertos procesos para que surja la creatividad. Primero hay que prepararse, lo cual puede llevar años. Luego, hay que pensar un dilema de manera obsesiva dentro de las áreas en las que uno se preparó. Después, hay que relajarse, ya que cuando estamos dormidos o no hacemos nada, el cerebro trabaja mucho, procesando la información que adquirimos cuando estamos atentos.

“El azar favorece a las mentes preparadas”, fue el mensaje con el que Manes cerró la charla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s